¿Quienes somos?

Nuestra Historia

En el 1989 Dios puso en el corazón de un grupos de amigos una gran inquietud por los niños de nuestro país.  En especial por aquellos, que están siendo víctimas de maltrato en manos de sus padres o tutores legales. 

En el año 1990 se organiza una junta de directores y ese mismo año se incorpora el Hogar de Niños Regazo de Paz como una institución sin fines de lucro (diciembre de 1990, Número de Registro 21,016).  En el 1992, después de varias actividades pro-fondo, se logra alcanzar la suma de $20,000, la que se utilizó como pronto para las facilidades localizadas en Aguadilla.  En abril de 1995 fue inaugurado el Hogar e inmediatamente se comenzó a recibir niños de toda la isla, especialmente del área Oeste de Puerto Rico.

Desde su comienzo hemos sido hogar albergue para 540 niños y niñas de distintas partes de la isla, con necesidades muy particulares y con distintas condiciones de salud, víctimas de violencia doméstica, maltrato y/o abandono.

Nuestra Visión

La  visión  del  Hogar  es  proveer  a  los  niños maltratados, desamparados, huérfanos y/o víctimas de violencia doméstica, un hogar donde se les suplan sus necesidades  básicas  y se  les  ofrezca  el  ambiente adecuado para el desarrollo saludable de su carácter. La Junta de Directores del HOGAR DE NIÑOS REGAZO  DE  PAZ,  INC.  ha  establecido  los siguientes como sus objetivos:

  • Recibir  y  albergar  niños  de  toda  la  isla, huérfanos,  desamparados, abandonados y/o víctimas de maltrato, sin tomar en consideración sexo, color, raza, nacionalidad, edad, impedimento  físico  y/o  religión.  La capacidad máxima será de quince (15) niños en las edades las edades de recién nacidos a 8 años.
     
  • Proveerles  un  ambiente  de  hogar,  donde  se responda a las necesidades humanas urgentes de  estos  niños,  proveyéndoles  un  ambiente seguro donde se les provea para sus necesidades básicas.
     
  • Facilitar la restauración de sus valores individuales, familiares y sociales a través del ejemplo, la convivencia en familia y la participación de estos niños en la comunidad. Aumentar la conciencia pública y la educación a través de charlas, orientaciones y presentaciones sobre temas de interés relacionados a la niñez.
Ahí en Regazo aprendí lo que era caerse y volverse a levantar, llorar por un rato secarse las lágrimas y seguir, a amar sin límites, dedicarle tiempo a lo que realmente vale la pena, luchar por mis sueños y metas, a reír sin parar aunque la situación o el momento te pidan lo contrario. Aprendí que la palabra FAMILIA...
— Thairi Perez

 

Coordenadas de GPS: 18.445604, -67.097977